• Juan Carlos Martínez

Los Sistemas de Riego como solución al uso eficiente y efectivo del agua

#Panamá es un país favorecido con unas condiciones climatológicas que podrían asegurar el suministro del agua que necesitan los cultivos para su óptimo crecimiento durante todo el año. ¿No es así? Seguro que sí, de diciembre a marzo, la cantidad de lluvia que cae en promedio (132.7 mm entre 2014-18) es menor que el anual (193.4 mm para el mismo período). Entonces, ¿por qué es necesario un sistema de riego para la agricultura y las labores de paisajismo, en la arquitectura?


El régimen pluviométrico de Panamá es intenso desde abril hasta noviembre. Sin embargo, esta intensidad es en muchos casos puntual y no necesariamente se mantiene de la misma forma en todo el país. La precipitación mensual en la provincia de Chiriquí y en la Comarca Ngobe está entre 500 y 750 mm o más, en tanto que en las provincias de Darién y en las conocidas como el “Arco Seco”, Herrera y Los Santos, llueve un promedio de 250 mm y menos por mes.

El agua es un recurso natural sumamente vital pero a su vez escaso. Por lo tanto, los sistemas de riego tienen la función de focalizar su uso de acuerdo con la necesidad de la planta o bien regar de manera general un cultivo, haciéndolo eficiente y efectivo. Los aspectos más importantes a considerar para todo sembradío o jardín son el tipo de suelo, el clima y, por supuesto, la disponibilidad del agua.

El diseño de un sistema de #riego tiene dos componentes, el diseño agronómico y el diseño hidráulico. El primero, consiste en la determinación de las necesidades de agua de un determinado cultivo. Para ello hay que conocer bien el tipo de plantación, la época de siembra y cosecha, el tipo de suelo donde se sembrará y los datos climatológicos del lugar, entre otros datos. Fundamentalmente, se calcula la cantidad de agua que perdería tanto el suelo por evaporación como la planta por transpiración. El diseño agronómico tiene como objetivo determinar la cantidad de agua necesaria y cuándo y por cuánto tiempo se debe regar.


El diseño hidráulico consiste en el dimensionamiento de los componentes del sistema de riego, es decir, diámetros, longitudes de tuberías y mangueras, así como el tipo de dispositivo por el cual se distribuirá el flujo, ya sea goteo o aspersión, considerando el caudal estimado en el diseño agronómico, así como aspectos tales como topografía, distancia entre la toma de agua o punto de conexión a la red de agua y los cultivos y, en algunos casos la succión e impulsión del agua por medio de bombas y el viento.


GEODINAMICS ha añadido a su cartera de servicios, el diseño de sistemas de riego, tanto para fines paisajísticos como para fines agrícolas. Para el diseño agronómico e hidráulico, nos valemos de hojas de cálculo especialmente modificadas para este tipo de trabajos y utilizamos diseño asistido por computadora para mostrar visualmente los resultados. También nos apoyamos con las hojas técnicas de diversos proveedores de los elementos que integran un sistema de riego, a nivel local.


Con esto, nuestra empresa pone a disposición de agricultores, arquitectos y paisajistas, los conocimientos y experiencia de personal idóneo, para garantizarles el suministro a tiempo y con calidad, de diseños y planos, detallando los diferentes componentes del sistema de riego, adaptados a su necesidad, con el acompañamiento técnico requerido durante el proceso de instalación y puesta en marcha del sistema.

PARA RECIBIR NOTIFICACIONES DE LOS ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE NUESTRO BLOG, SUSCRÍBETE

34 vistas0 comentarios