• Juan Carlos Martínez

¿Cuáles son las expectativas de la Ingeniería y la Construcción para el 2021?

Actualizado: ene 15

En el texto intitulado "Algunas reflexiones sobre Ingeniería y Construcción para iniciar el 2021", hicimos la analogía del establecimiento del punto auxiliar para la toma de datos topográficos y de agrimemsura para echar una “vista atrás” sobre lo que nos dejó el 2020 y orientamos nuestro instrumento para ver las primeras señales de lo que podría venir en el año 2021. Ahora vamos a reposicionar nuestra Estación Total y vamos a proyectar nuestro alineamiento con miras a ver cuáles son nuestras expectativas y cómo afrontar el año 2021.


En nuestro planteamiento anterior, indicamos que le corresponderá, fundamentalmente, al Gobierno Nacional, liderizar las inversiones necesarias para la reactivación ecónomica, apoyada en la gestión de ejecución de obras públicas. La empresa privada, en todos sus niveles, inclusive las PYMES, deberán también ejercer su rol, aun cuando haya sido sumamente golpeada por la crisis originada por la pandemia. Deberán asumir los riesgos que implicará sobrevivir y no morir en el intento, de manera cautelosa y eficiente. Se asume que el Plan de Reactivación Económica planteado por el Presidente Cortizo (2 de enero de 2021), orientado a generar empleos, reactivar gradualmente la economía, controlar la pandemia desde el punto de vista sanitario, promover el consumo, la inversión extranjera, impulsar las PYMES, entre otras, contribuya a destrabar el atolladero económico en que se encuentra nuestro país.

Es importante destacar que la población tendrá un rol crucial ante este panorama ya que, de nosotros depende, casi en su totalidad, detener la propagación del #Covid-19 por lo que, aun cuando sean esperanzadoras las noticias de la llegada de la vacuna a Panamá a finales del mes de enero y el inicio de un proceso de vacunación durante el primer trimestre de 2021, debemos mantener el distanciamiento físico, la higiene constante y utilizar nuestras mascarillas y caretas plásticas. Como Ingenieros, Arquitectos y Contratistas, responsables de obras de construcción, debemos asumir un rol de liderazgo para mantener estas recomendaciones sanitarias en nuestros proyectos aun con la eventual aplicación de las vacunas y seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias.


¿Cuáles son las expectativas generales que tenemos para la industria de la Construcción en Panamá? Compartimos con ustedes las siguientes:

  • Más participación de empresas locales en proyectos de obras públicas: Considerando que el Gobierno Nacional deberá liderar el repunte económico y se apoyará en obras públicas, sería muy importante que estas obras fuesen estructuradas para que puedan participar más empresas de capital panameño y que los requerimientos de sus pliegos puedan ser cumplidos a cabalidad por dichas empresas y por técnicos, Ingenieros y Arquitectos, con idoneidad panameña.

  • Mejorar la redacción de los Pliegos de Licitación: Unas condiciones, requerimientos, especificaciones e instrucciones más claras y definidas promoverán propuestas con menos incertidumbre y con ofertas económicas más afinadas y económicas. Las ambigüedades, los textos de Pliegos que no son acordes a la obra, localidad y realidad del proyecto en licitación, aumentan de manera innecesaria los trabajos.

  • Generación de obras que tengan real impacto económico y local: El Presupuesto y la economía nacional están comprometidas con los bonos y préstamos a los cuales se ha recurrido para financiar el repunte económico. Por lo tanto, esperaríamos que las obras ser licitadas tengan un real impacto económico y social en la comunidad en particular, el país en general. El uso de los recursos deberá ser sumamente eficiente y las obras deberán ser culminadas en plazo, costo y calidad contratadas.

  • Prioridad a obras de mantenimiento: Si bien es cierto las obras nuevas son una importante chispa para la reactivación económica, no menos cierto es que la gestión de obras de mantenimiento, bien estructuradas, permitirán también a empresas contratistas, sobretodo pequeñas, poder aspirar a ser contratados para su ejecución. Con estas obras, se rehabilitará infraestructura que podrá seguir sirviendo a muchas comunidades a nivel nacional que actualmente necesita de ellas de manera inmediata. Interesante sería un plan de mantenimiento a largo plazo con un grupo de empresas que cumplan con los requisitos técnicos para que puedan ofrecer sus servicios.

  • Pagos según montos contratados y en tiempo oportuno: No será de mucha ayuda licitar y asignar contratos si la empresa hace las inversiones necesarias en recursos materiales y humanos, termina los trabajos en los tiempos y calidad pactadas, pero que reciba sus pagos en plazos muy dilatados. Es importante que el contratante, sea Gobierno o la Empresa privada, pague lo acordado y en un lapso razonable para que el contratista haga frente a sus compromisos, se cumpla el efecto multiplicador y pague sus impuestos y tasas, lo cual sería un ingreso al país.

  • La empresa privada deberá replantearse si quiere sobrevivir: Con el consumo limitado y el poco flujo económico positivo, los contratistas y bienes raíces deberán replantear sus estrategias para sobrevivir la pandemia. La economía nacional también depende de su aporte y, si bien es cierto, la situación económica es crítica, no menos cierto es que hemos sobrevivido a situaciones de gravedad económica (aunque no iguales) similares.

  • Bancos, aseguradoras y afianzadoras también tendrán su rol: Estas instituciones deberán sacar sus estrategias más creativas a fin de poder continuar con su oferta de crédito, cobrar las cuentas pendientes, apoyar financieramente al empresario y mantener la solidez y credibilidad del sistema.

  • Mantener las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias: De muy poco servirá cualquier plan económico o cualquier esfuerzo por parte de la empresa privada, si no acatamos las medidas sanitarias recomendadas: distanciamiento físico, higiene constante, cubrirse la cara con una mascarilla y una careta protectora.Mientras tengamos una población sana, tendremos la esperanza de seguir en nuestra recuperación socioeconómica.

En el siguiente texto del blog, continuaremos con el análisis del 2021, apuntando con nuestro instrumento hacia el futuro y veremos cómo debemos afrontar los retos del nuevo año. Recuerda que en nuestras manos, como Ingenieros, Arquitectos y Contratistas, está el hacer las cosas bien desde el principio, siendo éticos en nuestro servicio, para el beneficio de nuestros clientes, de la comunidad y de nosotros mismos. Recuerda, #HazloBien.

PARA RECIBIR NOTIFICACIONES DE LOS ÚLTIMOS ARTÍCULOS DE NUESTRO BLOG, SUSCRÍBETE

27 vistas0 comentarios